Espejo de Historias

Tras el espejo que separa la realidad de la fantasía...
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Habitación de Ímara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Habitación de Ímara   Dom Nov 16, 2008 4:09 pm

Ímara
Último Lugar En El Que Estuve: Sala Común


Recorrimos el pasillo hacia nuestra habitación, cada puerta era diferente y escogí una que me llamaba especialmente la atención.
Era una puerta grande de madera. Y había sido trabajada por Elfos de la Realeza, tenía símbolos del Lenguaje Élfico Real, pintados en dorado por el borde de la puerta, y un poco más adentro y entrelazados con los dorados otro tipo de símbolos pintados de negro que no reconocí, y eso me extrañó, ya que había sido Elfa de la Realeza, Elfa Salvaje y ahora... vampiresa. Me quedé mirando la puerta detenidamente con expresión seria y pensativa.
- "¿Pasa algo?"- me preguntó Lyk, mi lince.
- Mira- contesté señalando la puerta-, ¿te suenan de algo?
Lyk miró detenidamente los símbolos negros de la puerta.
- "Es evidente, ¿estas segura de querer esta puerta... trabajada por Elfos Oscuros?"
- Sí, claro- contesté con una media sonrisa- quien hizo esto sabía muy bien para quien lo hacía, ¿no crees?
Lyk sonrió a su manera y los dos entramos en la que iba a ser nuestra habitación.


Última edición por Zephyra el Miér Nov 19, 2008 5:27 pm, editado 7 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Descripción de mi habitación   Dom Nov 16, 2008 6:20 pm

Ímara

Es una habitación grande y espaciosa, pero acogedora. El suelo es de madera y en el centro lo cubre una gran alfombra de color beige, encima de ésta hay una gran mesa ovalada con sillas de madera a su alrededor.
Las paredes, también de color beige, tienen en algunos tramos algún que
otro símbolo dorado o negro. La pared de más hacia la derecha está
cubierta de estanterías rellenas de libros y al final del todo se encuentran dos sinfoniers; en la pared del fondo hay una gran ventana cubierta por cortinas negras y, junto a ella, en una esquina, una cama de tamaño un poco más grande de lo normal y aspecto cómodo, a su lado se encuentra una mesilla con dos cajones. En la pared más a la izquierda hay un gran ventanal por el que se divisa un bosque nevado cubierto también por dos enormes cortinas negras, y en la esquina de más al fondo de esa pared, enfrente de la cama, se encuentra un armario bastante grande. Y por último, del techo cuelga una pequeña lámpara de aspecto élfico, refinada y bonita.


Última edición por Zephyra el Miér Nov 19, 2008 5:27 pm, editado 5 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Re: Habitación de Ímara   Lun Nov 17, 2008 12:30 am

Ímara

Nada más entrar supe que aquél era mi "tipo" de habitación, por decirlo de algún modo.
Corrí hacia las ventanas para asegurarme de que no hubiera ni un solo huequecito por el que se colara algún rayo de luz, una vez comprovado esto, admiré tranquila mi nueva habitación.
Me encantaba la amplitud de la sala, y los muebles élficos que se esparcían por habitación, que recordaban a la capital del reino de los Elfos de la Realeza, Éile. Anduve mirándolo todo, curiosa. Los libros de las estanterías eran principalmente de algunos famosos autores de Éile, descubrí también que había algunas secciones de libros que hablaban sobre magia y había una sección completa para... Demonios, Elfos Oscuros y Vampiros. Miré con desaprovación la estantería, no quería que me recordaran temas sobre mis progenitores, así que pasé de mirar siquiera aquella estantería.
Me recordé a mí misma que debía colocar mis cosas, así que empecé, debía encontrar un lugar para que Lyk pudiese dormir, pero eso lo haría más tarde. Coloqué mi ropa en el armario, y descubrí, con sorpresa, que había una segunda alfombra enrollada dentro de él. La coloqué en un rincón estirada, era suave y mullida.
- Lyk, ¿que te parece?
- "No está mal"- contestó acostándose sobre ella.
Luego puse el anillo sobre la mesilla, una de las dagas la coloqué debajo de la almohada y la otra sobre la mesilla también. Y la bolsita de cuero la colgué del cabecero de la cama, todo a mi alcance.
Luego me tiré sobre la cama y comprové como tenía la piel, solo se me había enrojecido un poco por haber andado de día. Yo, con dormir dos o tres horas me bastaba, pero aquella noche no había dormido nada, es por eso que, poco a poco y entre pensamientos, me dormí profundamente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: En mi habitación   Miér Nov 19, 2008 5:45 pm

Ímara

Corría por el bosque, a la caza del ciervo, pisé algo duro, me agaché y lo cogí, era un anillo plateado, me asusté y lo solté, pero ya era demasido tarde, la figura de un elfo de ojos rojos se abalanzaba sobre mí...
Y abrí los ojos de golpe, algo inusual en mí. Respiraba agitada, una vez me situé en el lugar donde estaba me fuí calmando poco a poco.
- "¿Otra vez el mismo sueño?"- preguntó Lyk mientras se estiraba encima de la alfombra.
- Sí.
Me levanté ágilmente de la cama, y me miré en el espejo del armario, ya no tenía enrojecida la piel.
Suspiré, mi debilidad me angustiaba.
- "¿Por qué suspiras?"- me preguntó Lyk de nuevo.
- Por nada, bueno, ¿vamos a la torre?, ya hace algún tiempo que
deberíamos haber ido, ¿no crees?- le pregunté mientras me ponía el
anillo y me guardaba una de las dagas en el estuche que llevaba en la
cintura y otro en la bota.
- "Sí, vamos"- y feliz, Lyk me siguió a través de la puerta de mi cuarto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Re: Habitación de Ímara   Jue Nov 20, 2008 10:27 pm

Ímara
Último Lugar En El Que Estuve: La Biblioteca


Lyk todavía no había llegado, bueno, no importaba, estaría cazando o durmiendo tranquilo en algún lugar del bosque.
Coloqué los libros por montones en la mesa, me senté en la cama, hice que uno de ellos pareciera ligero, al volar con rápidez hacia mis manos.
- "Casos Extraños Entre Vampiros"- leí en voz alta.
Y así fue como pasé el resto de la tarde leyendo.
Cuando llegó la noche me sentí feliz, en una tarde me había leído dos de los libros, pero en ninguno de ellos se encontraba lo que buscaba.
Abrí las cortinas de golpe y el cuarto se iluminó con la bella y fría luz de una luna llena. Miré el verde bosque que había bajo mi ventana, me incitaba a salir, y así hice.
Abrí mi armario y miré algunos de los trajes que tenía guardados en él, seguramente parecería tonto en aquélla época, pero me gustaban mucho los trajes, por eso en mi armario, aparte de ropa cómoda y negra tenía algún que otro vestido. A pesar de todo, me vestí con ropa élfica: botas, pantalones y una especie de vestido de falda corta por encima.
Dejé los libros que me había leído en un rincón y cogí los de Magia.
Me acerqué al ventanal, y abrí la ventana que estaba dentro de él. Una vez hecho eso, salté al exterior, al inmenso frío de la oscura noche.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Re: Habitación de Ímara   Dom Nov 23, 2008 7:34 pm

Ímara
Último Lugar En El Que Estuve: El Río Cristalino


Entré por la ventana como si de viento se tratase, Lyk ya había vuelto y estaba esperándome despierto y tumbado en la alfombra. Le brillaban los ojos en la oscuridad.
Esperé a que comenzara a reñirme, pero él simplemente me miraba con sus dorados y penetrantes ojos fijos en mí.
Al final decidí dejar de esperar y me di la vuelta y comencé a ordenar mis libros.
- ¿Tan enfadado estas?- pregunté.
No recibí respuesta alguna.
- No he llegado a morder a nadie, Lyk.
Esperé.
- "Lo sé, pero te has vuelto a desmadrar, dime, ¿a quién has estado a punto de morder?"
- A un Semielfo.
- "¡A un Semielfo!"- exclamó- "por favor, dime que no era alumno de esta escuela"
- Sí, lo era.
- "Pues empezamos bien, y bueno, ¿cuando piensas ir al pueblo?, necesitas alimentarte"
Me puse se pronto delante de él, mirándole fijamente:
- Las veces que yo vaya al pueblo no serán para alimentarme, Lyk.
- "Sabes que a mí me gusta tan poco como a tí lo de matar gente, pero no quiero que te descontroles, Ímara".
Me lo dijo tan seriamente que me hizo pensar, y en realidad tenía razón, tendría que buscar a alguien al que morder pronto, porque empezaba a sentir cómo me estaba volviendo débil y, por lo tanto, mi instinto me ganaba terreno.
- Lo siento- le dije a Lyk abrazándole-, lo siento mucho Lyk, tienes razón, lo siento.
- "No pasa nada, pequeña, sólo ten un poco de cuidado, ¿de acuerdo?"
Asentí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Re: Habitación de Ímara   Lun Nov 24, 2008 5:23 pm

Ímara

Había terminado durante la noche los deberes mandados por mis dos profesores de Magia, tanto los Aéreos como los Helados, así que ya no tenía nada que hacer. Me cambié de ropa, poniéndome un vestido largo y negro, guantes y botas negras también. Cogí mis dagas y las escondí entre los pliegues del vestido, luego me puse el anillo de plata y salí de la habitación sola.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zephyra
Squib
avatar

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 08/11/2008
Localización : En algún lugar de este ancho mundo

MensajeTema: Re: Habitación de Ímara   Lun Dic 01, 2008 7:42 pm

Ímara
Último Lugar En El Que Estuve: Clases de Magia Acuática


- "Oye, déjalo ya, estás agotada y además..."
No terminó la frase, y en realidad no hacía falta que continuara.
Mis ojos debían de estar brillando rojos en la oscura habitación. Llebaba más de una semana leyendo sin parar, libros... de mis propias estanterías. Los tres primeros días dormí plácidamente, pero a estas alturas ya no me atrevía. Estaba haciendo un esfuerzo sobrehumano para retenerme y no podría aguantar mucho tiempo más, necesitaba algo ya, rápido. Mi sangre se aceleraba a cada párrafo que terminaba, mi mente se nublaba con pensamientos oscuros.
- Lo necesito...-susurré casi sin darme cuenta-, lo necesito, lo necesito...
"Si, lo necesito..."-susurró una voz en mi interior. La piedra que se encontraba en el interior del colgante en forma de cruz se empezó a teñir de rojo.
Leí aún con más ansias, por cada página que pasaba más desesperada me sentía. Mi garganta se secaba y sentía... tanta sed, que era una auténtica tentación el pensamiento de dejar el libro e irme de caza.
- Hay un remedio, un poco más eficaz...- comencé a leer en voz alta, sentía que lo estaba encontrando-, que ha sido utilizado en pocos casos, sobre vampiros que no se sienten a gusto con su forma de ser, cosa extraña dado sus grandes ambiciones a alimentarse...- mis dientes comenzaron a alargarse y a afilarse al leer aquel párrafo.
- ¡No, espera un poco, dame un poco más de tiempo!- me grité a mí misma.
Sentí una gran sed como respuesta, era eidente que necesitaba beber ya. Aun así, continué leyendo.
- ...se trata de unas pastillas, actualmente se encuentran en las tres mejores tiendas de armas del país de Lassair, donde saben fabricarlas y clonarlas, fabricadas por Magia de Elfos y Vampiros, creando con éso y algunas células básicas las llamadas "Pastillas de Sangre",- me retorcí en el suelo y luché por continuar leyendo, la sed me cegaba- que alivian en gran parte la sed de un vampiro,- "aliviar...", pensé- aunque no llega a nutrirle del todo, por lo que se verá obligado a volver a morder cada cierto tiempo...-"morder...".
Me levanté, entrando en un estado de semiconsciencia y me acerqué al espejo a mirarme. Ví a una chica joven de pelo blanco y ojos rojos brillantes, relucientes en la oscuridad...
No pude aguantar más; caí al suelo, cerré los ojos y me dejé llevar.
Agarré la cruz con fuerza, y ésta se soltó del colgante, dándome total libertad para mi transformación. Me sentí rodeada de agua fría, había algo que no encajaba, me sentía mal... me sentía sedienta...
- Sangre...- susurré, mientras me cogía del cuello con una mano y alzaba la otra hacia el techo de la oscura habitación, de verdad me sentía mal.
Mis dientes se alargaron y afilaron... una fuerza sobrenatural me llenaba... ya estaba preparada.
Entreabrí los ojos y lo primero que ví fue la figura de Lyk, éste sentía en cierta medida lo que yo estaba sintiendo, por eso me miraba con ojos de sufrimiento.
Me levanté, tambaleante.
- Sangre...-volví a susurrar.
Estaba semiconsciente.
- "¿Lo recuerdas?"- me dijo Lyk.
- Sí- contesté.
- "Bien, sígueme y beberás".
No puede rechazar su oferta, me vestí con una larga capa negra con capucha. Lyk abrió las cortinas, me pidió que abriera las ventanas y saltó al exterior; y yo salté tras él, mientras el final del crepúsculo daba paso a la fría y oscura noche.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Habitación de Ímara   

Volver arriba Ir abajo
 
Habitación de Ímara
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Tutorial: Cámara estenopeica
» Cámara anecoica...
» Historia del general Dann y de la hija de Mara, de Griot y del perro de las nieves, de Doris Lessing
» Simulador de cámara Reflex
» Cámara nikon d3100

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Espejo de Historias :: Rol :: Academia :: Dormitorios-
Cambiar a: